(+34) 93 521 11 37

Por Dr. Ariel Orama López

En la vida, consciente o inconscientemente, estamos en la búsqueda de grandes Maestros. La Teoría del Aprendizaje por Modelaje tuvo su auge precisamente por la acción dirigida del ser humano a emular ciertas figuras representativas. Diferentes modelos simbólicos o reales van moldeando nuestra personalidad y, por lo tanto, nuestras acciones y resultados. Incluso nuestro cerebro está dirigido hacia los modelos. En general, todos tenemos modelos o esquemas que buscamos seguir, ya sea en el ámbito profesional o en  el plano personal; es decir, hemos creado nuestro banco de expertos en el arte del sfumato y la dimostrazione.

Veamos el ejemplo de Walter Elías Disney, cuyo legado de alegría, creatividad, futurismo y educación sigue perenne en plena posmodernidad. A continuación, les presento las doce características que, a mi entender, cada gran Maestro en ciernes debe emular. Definitivamente, los grandes maestros:

1. Son Asertivos: Elaboran a partir de creencias fundamentadas, el poder de decisión, la claridad de pensamiento y el discurso inigualable. Si tuvieras que resolver un problema, ¿cómo lo resolvería la persona más asertiva que has conocido?

2. Son Aprendices: Se encuentran en un constante crecimiento intelectual y poseen un vocabulario exquisito. No obstante, son capaces de explicar el conocimiento al nivel del átomo: son capaces de sintetizar y explicarlo en forma sencilla.

3. Son transparentes: Lo que ves es lo que existe. Evitan ir al extremo de las construcciones del  “narcisismo” o de la “devaluación”. No son actores ni exageran, son reales. No invierten un segundo de su tiempo ni su energía en las apariencias.

4. Estimulan el constante cuestionamiento: Son Maestros de la retórica y de la mayéutica. A partir de una pregunta logran ese nivel de iluminación en los estudiantes característico del entendimiento. En este momento de tu vida, ¿cuáles son tus preguntas?

5. Son íntegros: Reconocen lo que saben y lo que no saben. Parten de hechos. Poseen valores sólidos. Respetan las ideas de los demás y asumen responsabilidad por sus ideas. ¿Cuál es la persona más íntegra que has conocido? ¿En qué momento de tu vida fuiste totalmente íntegro y recibiste una recompensa inesperada?

6. Utilizan un estilo pragmático: Creen en el arte y la ciencia de la práctica. Fomentan la capacidad de la creatividad en sus aprendices –es decir, no le cortan sus alas- y reconocen que el mayor aprendizaje se encuentra en la aplicación. ¿Eres disciplinado? ¿Cuánto tiempo dedicas a realizar tareas manuales? ¿Has vencido el miedo a desarrollar alguna destreza que no puedes ejecutar de forma independiente?

7. Crean: Están en constante desarrollo creativo: un artículo, una investigación, un poema, una propuesta investigativa, una idea, una reflexión.  Son Maestros de la creación y de la metamorfosis. Los grandes creativos no se siempre se arraigan a paradigmas o marcos teóricos establecidos; por el contrario, crean sus propios paradigmas.

8. Son pro familia: Fomentan el espíritu de familia dentro de sus distintos contextos, son espíritus de enlaces. En el mundo de los negocios y de las artes se habla de partnership y alianzas, se dialoga sobre buddies y  aliados. Incluso en el contexto académico, los estudiantes son parte de dicha familia.

9. Enseñan:¡Claro! ¡Que más puede convertir a un maestro en un Gran Maestro que la capacidad de enseñar! Lo interesante es la magia con la cual enseñan: se preparan, y esto se puede evidenciar. El gran maestro prepara a su próximo maestro; se desapega de su nivel de maestría y deja siempre alguien preparado para continuar su obra.

10. Se desarrollan en el plano espiritual: Se puede “percibir” su contacto con la espiritualidad con solo observarlos. Esa magia de la conexión con lo Divino se ve presente en cada uno de ellos. La energía Creativa parte precisamente de su conexión con el Artista de Artistas: El Creador, fuente Creativa del Universo. A partir de mañana, ¿qué será lo próximo para ti? ¿De qué manera has tenido experiencias de conexión con lo divino?

11. Cambios de contextos: Si observamos la vida de los grandes genios y Maestros, se puede percibir el constante del movimiento físico a lo largo de sus vidas, por diversas razones. Einstein partió de Zurich a Berlín,  en donde enseñó y dirigió un instituto innovador de física. Picasso se trasladó de España a París, en donde fue moldeando su estilo de pintura. Por otro lado, Gandhi estuvo aproximadamente dos décadas en Inglaterra y Sudáfrica, para luego regresar a su tierra natal. Están en un constante devenir. Se rediseñan para transformarse en un nivel superior de evolución. Recuerda: Cambio trae cambios. ¿Cuándo es tu próximo viaje?

12. Nunca los he oído denominarse “Maestros”: La humildad es una de las cualidades que siempre ha caracterizado a los grandes Maestros. Para el autor, ésta es una de las más trascendentales, que discierne entre Grandes Maestros y Espejismos de Grandes Maestros. Mis seis Maestros –aquellos que me inspiraron para crear estas doce cualidades- poseen la hermosa cualidad de la humildad, desapego del ego. Desde el espíritu del aprendiz parten a la grandeza de la maestría.

Sé, a partir de hoy, luz y camino: conviértete en gran Maestro y serás un eterno aprendiz. ¿Qué paso creativo darás, Aquí y Ahora, para llegar a la cúspide de tus sueños?

Tomado del libro Sinapsis Crëativa: Crëa.tu.Universo,
Dr. Ariel Orama López
Psicólogo, Coach y Actor