(+34) 934 267 051

POR PEDRO PALAO PONS, MASTER COACH GRADO EXPERTO – PRESIDENTE DE TISOC

Allí está ella, aguardando en tu cama. Reconfortante, plácida, acogedora, insinuante.

Quiere compartir toda la noche, sentir, experimentar y llevarte a vivir todo tipo de emociones.

Tú cedes, te acomodas. Buscas el placer del descanso y tal vez el sosiego que te permita reorganizar tus ideas, sueños, miedos o proyectos. Y te dices ”hoy sí, mañana comienzo”.

Y allí esta ella, tu almohada. Pero hoy no te espera ni la relajante ni la reparadora.

Hoy, como ayer, mañana y unos cuantos días más, dormirás con tu enemigo: la almohada asesina.

Sí, ella es la de siempre, pero tú… Tú no te acostarás para consultar con la almohada tu paso a la acción, porque sigues entre el sí o el no.

Continuas navegando por el océano de los ”no sé”, de los ”tal vez” y de los ”tengo que”. Sigues viajando por los mundos del ”es que”, del ”y si” y del ”lo pensaré”.

Y, poco a poco, vives la parálisis por análisis, la que no te lleva a la acción. Y lentamente, noche a noche, tu almohada, que una vez fue relajante o reparadora e incluso tu mejor aliada, hoy se ha convertido en asesina. ¿El motivo? Tus ideas, proyectos y pasos a la acción, han entrando tantas y noches en el bucle de la indecisión, que ya no son útiles, ni efectivos. Ahora son víctimas de la inacción, la misma que ha convertido tu Almohada Reparadora, en una metafórica Almohada Asesina de ideas.

¿Quieres cambiar? ¿Quieres llegar? ¿Quieres lograr? Entonces, decide si seguir en el bucle de la indecisión que puede matar tus sueños o comenzar a caminar.

¿Qué es lo que siempre está por hacer o terminar?

¿Qué repites una y otra vez?

¿Qué analizas, dejando para mañana el paso a la acción?

Tú decides.

Que tengas un bonito día.