Forjando equipos campeones con Coaching Deportivo

    09 de agosto de 2017. Por Juan Alberto Voces Aboy, Master Coach de TISOC - Facilitador Internacional de Coaching Deportivo

"Fuori, Fuori…¡¡¡", esas fueron unas de las últimas y exaltadas palabras que pronunció el ya dimitido, técnico del Valencia C.F, Cesare Prandelli, cuando el 2016 llegaba a su fin, dejando entrever que la falta de actitud y de compromiso de algunos jugadores no era la adecuada en un equipo profesional.

Esas palabras resonaban en mi cabeza de camino al trabajo, ya que eran un denominador común en muchos de los entrenadores  de las diferentes disciplinas que pasan por nuestras formaciones de Coaching Deportivo.

“Síyo pongo ilusión, sacrificio, etc…pero es que la actitud y el compromiso de mis jugadores, no es la adecuada ni está en línea con mi compromiso como entrenador del equipo…”comentan. Y cuando les pregunto qué parte de responsabilidad tienen ellos como entrenadores en la actitud de sus jugadores con preguntas como :

  • “¿Cómo trabajas habitualmente la actitud de tu equipo?
  • ¿Qué estás haciendo ahora para generar un cambio de actitud?,
  • ¿Cómo lo estás haciendo..?,
  • ¿Qué te está funcionando..?
  • ¿Qué no funciona…?
  • ¿Conoces a alguien que haya conseguido un gran cambio de sus jugadores?¿Cómo lo hizo?
  • ¿Crees que podrías aplicar algo de eso con los tuyos? 
  • ¿Qué te podría servir? ¿Qué no? 

Rara vez encuentro una respuesta clara y tangible a preguntas de este tipo,(muy potentes por otro lado desde la perspectiva del coaching para el desarrollo de equipos y no sólo en el ámbito deportivo); Muy probablemente, por la comodidad de trasladar la responsabilidad de la actitud y del compromiso a los propios jugadores, ya que se suele entender como un comportamiento intrínseco e individual de cada uno de ellos.

CUESTIÓN DE QUÍMICA...

Una parte muy importante de la actitud de nuestros equipos, está basada en el liderazgo que sobre ellos practicamos y eso sí es responsabilidad del entrenador, ya que la actitud es un reflejo del liderazgo,y dependiendo del liderazgo que practiquemos sobre nuestros equipos impactaremos de una u otra forma en su comportamiento.

De tal forma, que si basas tu estilo de liderazgo y trabajoenel poder y la autoridad que te da el cargo, e incluso tienespotestad para  premiar o castigar en función del rendimiento de tu equipo, corres el riesgo de convertir el comportamiento de tus jugadores en una transacción de premio y castigo, y no en una relación con ellos. Pero lo destacable de esta forma de trabajar con nuestros equipos, es que basa su metodología en el espejismo de la eficiencia a corto plazo, lo cual en ocasiones es positivo para competiciones cortas, pues la curva de rendimiento a corto plazo del equipo aumenta, y es una bolsa de aire para determinadas situaciones que requieren de este estilo más rudo y cortoplacista.

Y aunque totalmente válido, el riesgo de este estilo, es que suele ir acompañado de un exceso de presión y control  que afecta a su rendimiento deportivo a nivel fisiológico, ya que una presión excesiva y una fiscalización de su comportamiento suelen provocar que se activen ciertas partes del cerebro que controlan el miedo y el estrés emocional, situadas en las amígdalas cerebrales, provocando un aumento de  glutamato y cortisol, hormonas y neurotransmisores, que entre otras de sus consecuencias, lo que hacen  esdisminuir el riego sanguíneo de la corteza prefrontal, zona encargada de la toma de decisiones, táctica, liderazgo y motivación…,para mandárselo fundamentalmente a los músculos, generando una mayor tensión en los mismos, con el consiguiente riesgo de lesiones, sobrecargas y pérdida de tacto con la pelota, balón o instrumento del deporte que practiquemos; sustancias que además, al metabolizarse de una forma más lenta por nuestro cuerpo, hace que su efecto dure más tiempo.

El efecto contrario ocurre bajo una dirección y un liderazgo más relacional, participativa y bidireccional, en el que el cambio de pensamiento del jugador debido al cambio de estilo, hace que se genere dopamina, endorfina y serotoninaque tienen el efecto contrario, generando mayor flujo sanguíneo hacia la zona prefrontal y obteniendo literalmente jugadores que toman mejores decisiones, con mayor capacidad de análisis, más resolutivos y con mayor motivación y menor tensión muscular.

TRABAJAR DESDE LA INFLUENCIA

Si queremos dotar a nuestros equipos y a nuestros jugadores de un mejor rendimiento y una actitud generadora de compromiso a largo plazo, lo inteligente es trabajar desde la influencia, no desde el poder y la autoridad que nos da el cargo.

Debemos, como entrenadores; ser nosotros los que invitemos a la tarea, porque el liderazgo no es un rango,es una actitud  y  un entrenador no deberíaluchar por ser el primero sino ser el primero en luchar, saliendo de su zona de confort y guiando al equipo desde el ejemplo y la influencia hacia el camino del éxitoy usando su liderazgo como herramienta al servicio del equipo y no como una fuente de privilegios a su servicio por su posición de autoridad.

Y es aquí donde radica parte del éxito del Coaching Deportivo, nutriendo y combinando herramientas técnicas, comunicativas y emocionales con los últimos avances en neurociencia aplicada al deporte,y donde los entrenadores, jugadores y directivos sacan el máximo potencial de los equipos a través de la actitud y del compromiso y dejando que sean ellos los que, desde su propio autoconocimiento, sean capaces de tomar sus propias decisiones, en línea con los valores y el estilo del club al que pertenezcan;  y es que en ocasiones confundimos dirigir con liderar, y es algo que parece que no tenemos en cuenta y es un pilar básico para que los proyectos funcionen…Un equipo se dirige con la cabeza pero se lidera con el corazón.

Por Juan Alberto Voces Aboy, Master Coach de TISOC - Facilitador Internacional de Coaching Deportivo

Compatir en Facebook Compartir en Twitter Compartir artículo

Artículos

09 de agosto de 2017
Forjando equipos campeones con Coaching Deportivo
Por Juan Alberto Voces Aboy, Master Coach de TISOC - Facilitador Internacional de Coaching Deportivo

31 de julio de 2017
¿Puedo ser Coach?
Por Pedro Palao Pons, Presidente TISOC - Master Coach grado Experto

25 de julio de 2017
Claves del Coaching de Equipos
Por Pedro Solorzano - MCS Ejecutivo, Equipos y Corporativo Internacional

20 de julio de 2017
Seduce, eres tu propia Marca
Por Pedro Palao Pons, Presidente TISOC - Master Coach grado Experto

18 de julio de 2017
Todo lo bueno comienza con un poco de miedo...
Por Franklin Yesid Lázaro - Coach Personal y Ejecutivo TISOC

14 de junio de 2017
Acallar la mente
Por Pedro Palao Pons, Presidente TISOC - Master Coach grado Experto

06 de junio de 2017
El Arte de Hacer Preguntas
Por Franklin Yesid Lázaro - Coach Personal y Ejecutivo Avanzado TISOC

09 de mayo de 2017
Oportunidad de generar cosas buenas ¿Estás listo para aprovecharlas?
Por Sara Aceves Giacinti. Coach Personal y Socia Fundadora de GIA.

02 de mayo de 2017
Kaizen para el Coach
Por Pedro Solórzano, Master Coach de Supervisión Corporativo TISOC

25 de abril de 2017
Coaching Ejecutivo Femenino vs Masculino; 10 Aspectos que Pueden Marcar la Diferencia
Por Viviana Torralba Valverde, Coach Personal TISOC

1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21 22 23 24 25 26 27 28 29 30 31 32 33 34 35 36 | Siguiente

¡Suscríbete a nuestra Newsletter!
TISOC Coaching Generator
¿Quieres publicar aquí?

Vídeo destacado

Conoce un Curso de Certificación Internacional TISOC en Coaching
En 3 Videos puedes encontrar una visión de los cursos de Coaching de la Escuela Europea Líder en Coaching en Español y testimonios.

Escuela recomendada por Mundo Coaching Magazine