(+34) 934 267 051

Por Estela del Valle Llorente

Tal vez ya tengas un negocio en marcha o tal vez quieres empezarlo a formar, lo cierto es que en ambas opciones hay algo en común; tienes la imagen creada en tu cabeza de tu negocio ideal y perfecto, la tienes armada  con todo lujo de detalles como tu castillo particular… pero al igual que muestra esta foto, el miedo es que tu castillo sea de arena y en algún momento unas gotas de agua o viento desarmen tu negocio y quede todo desbordado.

Como otras veces he mencionado es  normal que cuando te decides a hacer cosas que hasta ahora no habías hecho, las dudas, temores y miedos aparezcan para  frenarte en hacer las cosas que es bueno que hagas para conseguirlo.

Generalmente lo que nos paraliza al principio es cuando empezamos a pensar si el negocio o proyecto funcionará, cuanto dinero tendremos que invertir (sobre todo al principio la inversión es mayor), la incertidumbre de si recuperaremos pronto lo que invertimos o perderemos todo, si tenemos que contratar a personas que nos ayuden, si será suficiente con la ayuda de algún familiar o es mejor buscar alguien de fuera, quizá podamos necesitar un local ¿cómo y dónde?… ¿verdad?, estas son algunas de las muchísimas ideas y dudas que nos bloquean para no hacer nada que nos ayude a conseguir  lo que queremos.

Para ayudarte a resolver algunos de estos obstáculos te nombro algunas de las cosas que a mi me ayudaron a continuar adelante con mi negocio, lee estos puntos y aplícalos desde ya mismo para ver los resultados:

  • 1.- Tienes la imagen de tu castillo, haz hoy algo que te acerque a conseguirlo. No te acomodes con lo que tienes por el miedo a arriesgarte, quizá tu miedo sea arrepentirte si lo haces, piensa… es tu sueño, lo tienes diseñado, si no te arriesgas a ir a por ello lo que si es seguro es que te arrepentirás de no intentarlo.
  • 2.- No te empeñes en estar segur@ al 100% de tener todos los cabos atados y todo bien claro antes de lanzarte.  Siempre nos surgen dudas, cuando se resuelve una aparecerá otra, así que no te creerás preparad@ en ningún momento si sigues esa pauta. Por supuesto que las cosas hay que pensarlas y analizarlas, ahora bien, si después no actúas y te lanzas, los logros no llegan solo con el pensamiento.
  • 3.- Busca ayuda y respaldo de personas que conocen lo que tu quieres. Observa si a veces buscas aprobación y ayuda en personas equivocadas o que lo único que hacen es desmoralizarte diciéndote que es imposible, difícil, que la crisis…

    Hay personas que desconocen totalmente el tema y te pueden desviar de tu objetivo, puede ser que lo hagan porque ellas no se ven capaces de conseguirlo o puede ser que crean que te protegen de algo. Lo que está claro es que si sabes que hay personas profesionales que lo han conseguido, pueden guiarte a ti para que tu lo consigas.
    Piensa en la razón por la que quieres ese negocio, merece la pena ir a por ello!

  • 4.- No te pongas barreras juzgándote y comparándote con los demás. Tu eres tú, y tienes muchas cualidades y fortalezas que con ayuda sacarán tu negocio a flote. No te compares con nada ni nadie porque cada uno de nosotros tenemos nuestras distinciones y habilidades únicas que hacen que nos diferenciemos de los demás negocios. No resulta fácil empezar algo nuevo, así que no te lo hagas más difícil luchando contigo mism@.

Y tu? ¿Con cual de estos puntos te sientes más comprometid@ a partir de hoy?
Cuéntamelo abajo y si te ha gustado mi artículo, compártelo  😉

Por Estela del Valle, Coach de elvalledelcoaching.com.