(+34) 93 521 11 37

Por Lic. María Luisa Caseiro

Cuando a diario nos sumergimos en un torbellino de pensamientos negativos, es fácil perder la perspectiva y nos da la sensación de estar  atrapados sin salida, pareciera que el fin del mundo está a la vuelta de la esquina, nos invade la frustración y la peligrosísima resignación.

Estamos tan acostumbrados a este tipo de pensamientos que no los cuestionamos, los damos como válidos nada más se presentan en nuestra mente. Si vemos el presente con la misma óptica del pasado, no podemos esperar que el futuro sea algo diferente. Vivir lamentándonos por el pasado no tiene sentido, pensar en aquello que hicimos y no debimos, o en algo malo que nos pasó, solo afecta el presente.

Aprender a vivir en el presente es indudablemente uno de los más preciados logros de los que puede disfrutar una persona. Tenemos dos opciones; quedarnos en un círculo vicioso, sintiéndonos culpables y hundidos, o transformar ese pensamiento negativo en uno positivo, llegó el momento de empezar a buscar soluciones y de seguir adelante.

El pensamiento negativo es una barrera, mientras que el pensamiento positivo ayuda a alcanzar metas pero, no es suficiente imaginar, también hay que actuar. 

Comparto con ustedes tres de los pensamientos negativos más comunes que debemos evitar y superar:

No Puedo hacerlo, no es cierto que algunas cosas son imposibles de realizar, una gran cantidad de personas han sido capaces de lograr metas más allá de cualquier expectativa. Existen personas sin extremidades que son capaces de enseñar a sus bocas, lenguas y dientes a sostener un pincel y crear obras maestras. 

He fracasado, este es el final, conocer el fracaso no significa que se ha terminado, está bien cometer errores porque aprendemos de ellos. Las personas con más influencia en la historia del hombre, han tenido que batallar con su propia dosis de fracasos antes de convertirse en lo que son o fueron.

Todo es culpa mía, es posible que hayamos tomado decisiones equivocadas pero no es motivo para vivir toda la vida con esta culpa. No nos detengamos en el pasado porque no disfrutaremos el presente.

Como dice el escritor Jackson Brown: “Tu mente sólo puede mantener un pensamiento a la vez, haz que sea uno positivo y constructivo”.

Lic. María Luisa Caseiro – Asesor en Planificación Estratégica y gestión del Cambio