(+34) 93 521 11 37 (ES)

Por Pedro Palao Pons, Presidente TISOC – Master Coach grado Experto

Y lograr que el ahora lo llene todo, para sentir, para ver, para experimentar y vivir lo que sucede.

Acallar la mente que te recuerda lo pendiente. Lo que quieres olvidar pero no omites. Lo que tienes que hacer, pero no quieres o no te apetece realizar. Lo que llegará, pese a saber que es incierto e incontrolable.

Acallar la mente para no tener que decir sí cuando consideras no, o para no negar cuando surge un sí rotundo.

Acallar la mente para respirar entre neuronas agitadas, que quieren entrelazarse para combinar pensamientos que pueden quedar en el olvido, en el ahora no toca, en el debo hacerlo o en el voy hacerlo.

Pararla, aunque sea una quimera, porque nunca para, siempre haces.

Acallar la mente, solo por el placer de convertir el ruido en música y cantar a la nada y la vacuidad.

Acallar la mente que te dice, te ordena, te cuestiona y te evade.

Y todo ¿para qué? Para ser consciente y darte cuenta, que el silencio no existe y que los filtros, las barreras, las creencias, las emociones y las vivencias, forman parte del ensordecedor ruido o melodía al que llamamos vida.

Por Pedro Palao Pons – Presidente TISOC – Master Coach grado Experto