(+34) 93 521 11 37 (ES)

​Por Manuel Mata, Coach Personal Certificado por TISOC

Según un artículo de Harvard Business Review, hace diez años la mayoría de empresas contrataban los servicios de un Coach para solucionar comportamientos tóxicos de los ejecutivos y directivos. En cambio, hoy en día la mayoría de procesos de Coaching se enfocan en el desarrollo de las capacidades y el potencial de los profesionales brillantes que demuestran poseer una serie de competencias de gran valor para las empresas.

Fundamentos y diferencias del Coaching y otras disciplinas

Según la ICF o International Coach Federation: "El coaching profesional consiste en una relación profesional continuada que ayuda a obtener resultados extraordinarios en la vida, profesión, empresa o negocios de las personas. Mediante el proceso de coaching, el cliente profundiza en su conocimiento, aumenta su rendimiento y mejora su calidad de vida."

Los coaches que apropiadamente utilizan la metodología del Coaching no tratan de dar respuestas a todas las preguntas que el cliente o coachee les hace. Esa tarea es de los consultores, y por lo tanto, no es la misión del coach, a menos que evidentemente ofrezca también ese servicio de Consultoría como un valor añadido más, si es que tiene la maestría y conocimientos para hacerlo. Aunar el Coaching y la Consultoría es posible, pero hay que diferenciarlas, ya que no son lo mismo.

Por otro lado, un coach no trata problemas del pasado del coachee, ni sus trastornos psicológicos, ya que no es su labor, sino que corresponde a los psicólogos y terapeutas preparados para ello. Al igual que la Terapia no es una herramienta tan potente para el cambio y el logro de objetivos, el Coaching no puede utilizarse para resolver disfuncionalidades del ámbito de la Psicología o Psicoterapia.

El Coaching hace suya la máxima que resumió Stephen Covey en esta frase:

“Yo no soy un producto de mis circunstancias. Soy un producto de mis decisiones.”

Por ello, el Coaching no se centra en las circunstancias ni en el pasado como la Terapia, sino en cómo cambiar las cosas que no nos gustan, a través de tomar acción.

La fuerza del Coaching está en su propio funcionamiento a base de preguntas poderosas, capaces de remover la conciencia del coachee y automotivarlo para el cambio. El Coaching se fundamenta en conversaciones inspiradoras en las que un coach hace las preguntas adecuadas al objetivo que el coachee quiere conseguir.

El Coach es un canal para descubrir el potencial que tenemos dentro, a través de una introspección interior, sin pretender dirigirnos, como nos haría la Consultoría o la Terapia, sino confiando en que somos cada uno de nosotros los que en realidad sabemos lo que nos conviene. Por este motivo es que el Coaching se usa y es especialmente efectivo para personas con un nivel de compromiso, responsabilidad, disciplina, esfuerzo, ambición por el desarrollo personal, excelencia y talento por encima de la media de la población general.

Qué beneficios reporta el Coaching

Entre los múltiples beneficios del Coaching, que pueden obtener los coachees, consideramos los siguientes:

– Mejorar tu calidad de vida
– Estimular tu autoconocimiento
– Recuperar tu ilusión por el trabajo
– Conectar con tu pasión y encontrar una vocación
– Alinear tus objetivos profesionales y personales
– Mejorar tus relaciones con los demás
– Hacer crecer tu empresa, haciendo crecer a tus empleados
– Desarrollar al máximo tu talento y el de tus equipos
– Fidelizar al talento interno, colaboradores y clientes
– Mejorar tu toma de decisiones
– Aumentar tu confianza para conseguir lo que quieres

El Coaching se vale de 4 pilares estratégicos para ser efectivo:

1. Identificar y clarificar lo que el coachee desea
2. Crear y desarrollar estrategias que facilite al coachee la consecución de sus objetivos
3. Mantener enfocado al coachee en lo que quiere lograr
4. Eliminar miedos, distracciones o bloqueos que puedan desviarle de su camino
5. Facilitar el desarrollo de capacidades y fortalezas

Debido a la novedad del Coaching y la profesión de Coach, todavía no hay muchos datos de su efectividad, pero hay algunos, como el estudio de Manchester Inc., que obtuvo que una empresa que aplica Coaching Ejecutivo recupera 5,7 veces lo invertido.

Por otro lado, existe otro importante estudio que hicieron las compañías “A Fortune 500″ y Metrix Global, en el cual obtuvieron unos resultados increíbles de mejoras para las organizaciones y los directivos implicados en los procesos de Coaching Ejecutivo.

Qué áreas aborda el Coaching en el área del trabajo

El Coaching es de gran ayuda en procesos de re-orientación profesional, en los que el individuo encuentra en el acompañiento de un Coach un canal para encontrar dirección en su trayectoria profesional, así como estructura y motivación para dar los pasos necesarios con el fin de lograr sus objetivos.

El Coaching da respuesta a las inquietudes de trabajadores insatisfechos en sus trabajos, con deficiencias en su realización profesional, por el motivo que sea. En este sentido, el Coaching se revela muy útil cuando, según el último Eurobarómetro de 2014, un 47% de los españoles que tienen un empleo están insatisfechos con sus condiciones laborales.

Lo que es cierto es que el Coaching es de utilidad para llevar a cabo cambios en el trabajo, como un cambio de puesto o una transición laboral hacia otro trabajo. Para ello los coaches conectan a los coachees con sus pasiones, valores, necesidades y propósitos de vida.

​Por Manuel Mata, Coach Personal Certificado por TISOC.