(+34) 93 521 11 37 (ES)

Por Patricia Olivos Perrys

A través de nuestra vida siempre hemos escuchado la frase: “Querer es poder”, al parecer es fácil de decir fácil pero ¿Alguna vez la has analizado?, pregúntate en este momento lo siguiente: ¿Sé realmente lo que quiero? ¿Tengo una visión clara de lo que busco?  ¿Cómo me veo en el  futuro? ¿Qué deseo para mi familia? ¿Que deseo lograr dentro de mi organización?

Estas son algunas de las  preguntas más importantes que puedes hacerte para lograr realizar tus sueños y clarificar tu futuro. Muchas veces a través de nuestra vida creemos saber lo que queremos, lo que deseamos para nosotros, para nuestros seres queridos, para nuestro entorno, pero: ¿Alguna vez escribiste tus metas?  ¿Te pusiste a pensar  como realizar tus más grandes sueños? ¿Realmente te has puesto “ya” un objetivo claro para cambiar ó mejorar tu vida?  ¿Tienes una meta para este año? ¿Cuánto tiempo te pusiste para cumplirla?

Para alcanzar tus metas debes de trazar una línea recta entre el punto A y el punto B de esta manera en el camino no iras haciendo un zigzag que solo lograra apartarte de ellas  y por ende de tus  sueños, muchas veces creemos que esta línea imaginaria es muy fácil de trazar, pero eso no es cierto, si desconoces la manera de hacerlo correctamente necesitas aplicar el COACHING en tu vida.

El aprender a trasladarte de un punto a otro para lograr tus objetivos no es difícil, solo tienes que saber cómo hacerlo y el método  que aprendas repetirlo en todos los ámbitos de tu vida y sentirte feliz, muy feliz cuando alcances “ eso” que deseabas con toda tu alma , luego de ello ponte una nueva meta, recuerda nunca debes de despertar  sin tener una, piensa también cuanto tiempo invertirás en lograrla ya que como todos, las metas que nos ponemos son muchas a lo largo de nuestra vida y debemos de hacer todo lo posible para lograr cada una de ellas en un espacio de tiempo prudencial. Para esto muchas veces necesitamos que nos guíen en esta carrera hacia nuestro destino de éxito y por ello necesitamos las herramientas necesarias para lograr efectividad en este proceso.

Otras veces desarrollamos solos este potencial y vamos por la vida llenos de éxitos, los cuales nos hacen sentir orgullosos de nosotros mismos, al mirar atrás decimos “que bien lo hice”, “lo logré”. Recuerda siempre que la diferencia entre un sueño y una meta es que los sueños solo viven en nuestra mente pero cumplir con nuestras con metas nos permite vivir como soñamos.

Cuando sientas que ese camino es largo y difícil, recuerda la frase al inicio de estas líneas “Querer es poder” y agrégale otra más:”Nada es imposible, si  lo deseas con todo tu ser”.

Patricia Olivos Perrys
Docente de Universidades y Colegios Profesionales  en Lima